19 ene. 2014

Jabón de hierbas aromáticas mediterráneas (salvia, tomillo, romero y lavanda)



Jabón de hierbas aromáticas mediterráneas (salvia, tomillo, romero y lavanda), inspirado en la leyenda de "el vinagre de los cuatro ladrones".


jabón-hierbas-salvia-tomillo-romero-lavanda-lavender-sage-rosemary-thyme-soap

Indicado para todo tipo de pieles, en especial, grasas, de púberes y adolescentes, y castigadas; tiene propiedades bactericidas, fungicidas, como repelente de insectos, antioxidantes, relajantes musculares (incluidos casos de artritis y reuma), desodorantes, seborreguladoras, cicatrizantes, hidratantes, descongestivas, balsámicas, tonificantes, antiflacidez,... y podría seguir hasta mañana. También recomendado para personas que, por su profesión, tienen la piel ajada: jardineros, marineros, limpiadores que no usan guantes, mecánicos,...



Hace milenios (sin exagerar), que estas plantas son usadas a varios niveles, admiradas y, en determinados momentos, veneradas, y no es para menos: nos dan tanto aroma y salud generosamente, ya que sólo piden a cambio un poco de agua e, incluso en tierra pobre, crecen y nos ayudan, sin más cuidados necesarios, ya que llevan siglos y siglos adaptándose a esta tierra (mejor que cualquier injerto, compost, invernadero,...).

El caso es que este jabón es una bomba de salud; es muy común ver jabones de romero, o de lavanda, o de la hierba que sea, y sólo esa, pero me apetecía aprovechar las cualidades de estas cuatro en conjunto, aparte de porque me fascina la resistencia y propiedades de las hierbas aromáticas, por una leyenda preciosa que me inspiró, y que paso a contaros:

La combinación de romero, salvia, lavanda y tomillo pasó a formar parte de la historia con el nombre de "el vinagre de los cuatro ladrones", cuya receta es, todavía a día de hoy, empleada en la elaboración de fórmulas magistrales en farmacopea. Se pueden añadir otras hierbas, pero éstas son las fundamentales, y se sigue usando en zonas rurales galas, y comercializando en la Provenza. La leyenda cuenta que en Toulouse, en época de peste, capturaron a cuatro ladrones que saqueaban las casas de sus conciudadanos afectados por esta enfermedad mortal y altamente contagiosa, sin sufrir las consecuencias que serían lógicas para cualquier otro. Fueron condenados a muerte, pero se les ofreció el indulto si confesaban su secreto para sobrevivir a esta mortífera infección. Accedieron, y el secreto consistía en macerar estas cuatro plantas en vinagre, y posteriormente impregnar todo su cuerpo en él antes de interrumpir en los hogares de los apestados. Obviamente, la importancia que en aquel entonces se daba a la limpieza, en todos los niveles, como medida preventiva ante las enfermedades infecciosas, era básicamente nula, y, de habérsela dado, probablemente las plagas no se hubieran llevado a tantas vidas, pero, aún así, esta historia, que ha sobrevivido al paso del tiempo y el olvido, sirve como demostración de las potentes propiedades antisépticas y bactericidas de estas plantas, pero no son las únicas.

jabón-hierbas-salvia-tomillo-romero-lavanda-lavender-sage-rosemary-thyme-soap

 A continuación, paso a resumir sus propiedades a nivel básico:

Salvia: "la que salva", por antonomasia: antiinflamatoria, bactericida, recomendada en caso de artritis y reuma, antioxidante y relajante muscular; se usa en caso de úlceras, llagas e infecciones cutáneas, ya que tiene cualidades cicatrizantes, y regula el exceso de sudoración y mal olor. Reafirmante y tonificante, también ayuda con los dolores premenstruales, aunque curiosamente su aceite esencial se considera masculino.

Romero: "arbusto aromático", para los griegos, "rocío de mar", para los romanos: fantástico para deportistas, ya que contiene propiedades calmantes de los dolores musculares y también reumáticos. Cicatrizante, antioxidante, refrescante, analgésica, descongestiva, humectante a la vez que astringente, antieccemas, tonificante, balsámico y estimulador del sistema lifático y la circulación.

*Tomillo: bautizada, ya por los egipcios, como "la de olor fuerte", es un potente antiséptico, por sus propiedades bactericidas, víricas y antimicóticas; gran purificador de la piel (gran aliado contra el acné), y regulador capilar (en particular efectivo en caso de caspa), tonificante y desinfectante, aporta suavidad y frescura. Además, alivia las picaduras de insectos.

*Lavanda: o nardo, como era conocida en tiempos bíblicos, y cuyo nombre actual puede que haga referencia a su función "para lavar", o a su color "lívido o azulado". Tiene propiedades relajantes, bactericidas, antioxidantes e hidratantes, siendo un gran aliado en pieles agrietadas. Es importante no confundir con la lavandula spicata (espliego), ya que sus naturalezas son opuestas, el espliego produce una sensación energizante, no relajante como la lavanda.

En el jabón, se encuentra la acción de estas plantas en oleato en frío, en caliente (al baño maría), en aceite esencial y en infusión. Su composición completa es: oleatos de estas hierbas en aceite de oliva virgen extra, manteca de karité natural, manteca de cacao bio, aceite de ricino bio, y aceites esenciales de romero, lavanda, menta, árbol del té, salvia, cedro y vetiver. El aroma es profundo a la vez que refrescante.

Como siempre digo, no usar en la vagina, que es una mucosa, y tened cuidado con que no entre en los ojos, ya que va muy bien para la piel, pero es alcalino y puede ser irritante en estas zonas, también por los aceites esenciales. Si queréis lavar con jabón la zona íntima (que no hace falta, y puede alterar la flora), requiere un jabón especial, como el que hago de jabon de caléndula, manzanilla y leche materna.

A vuestra salud!


6 comentarios:

  1. Buenas tardes..pasate por mi blog de Batones...alli hay un regalo para ti!!!!
    Espero que te guste.
    http://batonesconencanto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Madre mía! mi segundo premio, y todavía no he seguido las instrucciones del primero! muchas gracias! A ver si me pongo al día este fin de semana :-)

    ResponderEliminar
  3. Que buen jabón niña. Interesante la historia del vinagre y los ladrones.

    ResponderEliminar
  4. Mmm...siento su aroma...
    Y no lleva coco???
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. coñe, y aceite de coco bio! se me había olvidado éste... gracias por hacérmelo ver, Aira... sí, siempre he incluído coco excepto en los de Castilla, pero justamente este finde voy a hacer uno facial con manteca de Babassú, en vez, por la comedogenia que podría provocar el coco... todo con aceites no comedogénicos ��. Gracias por comentar, feliz largo finde!

      Eliminar

Aquí puedes dejar tus dudas, sugerencias, y apreciaciones. Para pedidos, prefiero un correo interno. Gracias, vosotr@s hacéis que esto siga adelante!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...